Pago las Monjas es un proyecto familiar fraguado en un paraje de la Sierra de Montoro llamado Finca las Monjas. Lugar donde solo adentrándonos en sus 65 hectáreas de olivar podemos sentir la tradición molinera que desde el año 1754 impregna esta tierra. Olivar que produce aceitunas de la variedad Picual que dan un sabor único y exclusivo a nuestros aceites. Al tener un alto contenido en Polifenoles confiere al aceite un amargor y picor característico además de una excelente estabilidad frente a la oxidación.

El saber hacer y el atento cuidado del olivo se ha logrado mantener a lo largo del tiempo, renovado por la incorporación de las últimas técnicas, para proporcionarnos aceites con importantes atributos saludables.

Nuestra dedicación, esfuerzo y entusiasmo va siempre encaminada a poder ofrecer unos aceites de primerísima calidad. Aceites de oliva virgen extra de cuidada elaboración artesanal en la que seguimos los más altos estándares de calidad, recogiendo la oliva en su momento óptimo de maduración, extrayendo el zumo en frío (T<27º) mediante procedimientos mecánicos y siempre el mismo día de su recolección. Así garantizamos la preservación de todas sus cualidades sensoriales y saludables, así como su alto valor nutricional, y lo envasamos de modo que se conserve cada matiz y cada uno de sus atributos.